Finanzas: Como canalizar tu Wolf of Wall Street interior

 

‘The Wolf of Wall Street’ es una de las películas más divertidas sobre los hombres más repuadiados en los Estados Unidos y quizás el mundo. Es tan tentadora como agotadora, es excesiva, desagradable pero divertida. Hay muchas razones para odiar a Jordan Belfort, pero si hay algo que la película entiende, es que TODOS queremos dinero.

wows

Puede que no te interese el estilo de vida lujoso que se muestra en la película, pero, por otro lado, el dinero nos permite viajar, nos permite participar en pasatiempos y nos permite cuidar a nuestros seres queridos. El dinero nos permite vivir en lugar a sobrevivir.

No soy un experto en el tema, pero alcanzar responsabilidad financiera ha sido una especie de pasión durante el último año y medio, aprendí y probé algunas estrategias, mis amigos se dieron cuenta y comenzaron a hacer preguntas y, por lo tanto, el nacimiento de esta entrada. Es un reto, es parte de afrontar la adultez y puede ser divertido.

Así que, olvida los ‘Quaaludes’ y ¡vamos a trabajar!

Empecemos por lo Básico

Ser financieramente responsable se resume en vivir por debajo de tus posibilidades. En otras palabras, gasta menos de lo que ganas. Esto te permitirá ahorrar dinero y crear un fondo de seguridad (explicaré este concepto más adelante). Es posible que esto aún no sea posible, dependiendo de cuánto sea tu ingreso, pero aún así, la planificación puede ser muy útil, especialmente si tienes un presupuesto ajustado.

50/20/30

Si nunca has trabajado con un presupuesto, puedes empezar con una de las estrategias más recomendadas, la 50/20/30. La forma en que funciona es que el 50% de tus ingresos disponibles deben cubrir el costo de gastos fijos. Este costo es bastante parecido para todos. Esto incluye los costos de vivienda, servicios públicos, compra mensual, los pagos del automóvil o costos de transportación, etc. Es prácticamente lo que necesitas para vivir.

El propósito del 20% es para tus objetivos financieros: esto puede ser saldar tu tarjeta de crédito o pagos a préstamos estudiantiles, crear un fondo de seguridad o una cuenta de ahorros. Si tiene un viaje de ensueño que siempre has querido financiar, parte de su 20% de financiación se podría ahorrar con el objetivo de lograr este sueño. El 30% restante debe cubrir los costos personales. Esto incluye ‘coffee runs’, cena con amigos, entretenimiento, ropa, gastos en pasatiempos, etc.

Tampoco es razón para ser duros, el 50/20/30 es más una guia. Experimenten con el y vean como funciona mejor para su situación financiera. Por ejemplo, es posible que desee reducir sus gastos personales para que pueda ser mucho más agresivo con sus objetivos financieros. O si el 50% de sus ingresos no es suficiente para cubrir sus costos fijos, tal vez sea menos agresivo con el dinero que asigna a objetivos financieros. Una tasa de 60/10/30, por ejemplo, es mejor que nada.

El ‘Treat Yourself’

La gratificación instantánea puede dañar tu futuro financiero. En lugar de derrochar $6 en un café o esos zapatos sobrevalorados, pagáte a ti mismo. Intenta asignar un porcentaje de cada cheque tus objetivos financieros. Personalmente, trato de ser muy agresivo con esta idea y trato de asignar el 20% de todos mis cheques a esto. No siempre es posible, a veces es completamente imposible, pero también en ocasiones, puedo reubicar mucho más del 20% y equilibrarlo.

Construye un Fondo de Seguridad

La mayoría de los asesores financieros consideran que construir un fondo de seguridad es imprescindible. Un fondo de seguridad es una cuenta de ahorros que puede cubrir todos tus gastos de subsistencia por aproximadamente 3 meses hasta 6 meses en caso de que pierda su trabajo o te encuentres temporalmente incapacitado para generar ingresos por cualquier que sea la razón. Esto es muy importante, puede marcar la diferencia entre estar preparado para lo inesperado, dañar tu crédito o algo peor.

¿Debería ser de 3 meses o debería ser de 6 meses? Depende de lo que te haga sentir seguro. Vivo en Puerto Rico, hemos estado en una recesión económica de una década que empeoró debido al paso del huracán María, por lo que un fondo que cubra hasta 6 meses puede considerarse más seguro. Si vives en un lugar que actualmente tiene un buen desempeño económico o si está seguro de que puede obtener un nuevo empleo rápidamente en caso de que pierdas tus ingresos actuales, 3 meses podría ser suficientes.

Pon Tu Dinero a Trabajar Por Ti

Los pasados años, ha habido un proceso de democratización de estrategias financieras de inversión. Ya no se necesitan sumas grandes de dinero para poder invertir en acciones, construir carteras de inversión activas o pasivas o usar plataformas de préstamo ‘peer-to-peer’. El objetivo es poner tu dinero a trabajar, dinero que genera más dinero. ¿Esta parte suena más como Wolf of Wall Street? ¡Claro que lo sí! Creo que este debería ser el objetivo financiero de todos y cubriré algunas estrategias que he puesto en práctica en la segunda parte de esta serie.

Conclusión

No tengas miedo de hacer cálculos básicos, pon metas alcanzables para ti y trabaja para ello. Si te funciona, sé más agresivo y si no, no te preocupes. Ajusta e intenta de nuevo. Enamórate del proceso y diviértete.

¡Salud!

wows_cheer

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s